Escasas ventas en viernes de cuaresma

Nada es como antes, el paso de los años ha cambiado la manera de vivir la religión, la crisis económica provoca un papel fundamental y es por ello que en el primer viernes de cuaresma algunos carmelitas católicos aseguraron que para mantener a lo que dice la iglesia comerán pescados, pero más baratos.

A la par de los clientes, los comerciantes de productos marinos reconocieron que estos temas han impactado su economía al grado que en años nunca habían visto un primer viernes de cuaresma con un mercado con escasas ventas.

Joaquín Damián López caminaba por el área de pescados y mariscos con una bolsa de plástico, reconoció que la economía realmente está muy baja y si fue al mercado es para encontrar lo más barato para comer él y su familia y cumplir con su creencia.

“Conseguí un jurel, es uno de los pescados más económicos para que nos dé para todos, destiné 150 y realmente encontré uno en 120 pesos, esto lo comeremos asado y nos dará para las cuatro personas que integramos mi familia”, dijo.

Carlos Guzmán Zacarías, compró unas sierras que pidió al comerciante posteadas para comerlas fritas, de quedarle un poco, las comería en caldo con arroz en un segundo día, pero reconoció que nunca había visto en un viernes de cuaresma un mercado tan vacío.

“Muy difícil la situación actual con esto de la enfermedad, en otros años ha estado más lleno, esta ocasión no, porque hay mucha gente sin dinero, sin trabajo, así que uno busca lo más barato como es mi caso, vine por sierra”.

En el mismo tenor, los comerciantes como Faustino Campos González, aseguró que, desde el miércoles de ceniza, pintó que la cuaresma 2021 no sería para nada como antes.

“El significado de la cuaresma es bueno, lo que no es bueno son las ventas, no se sí es la creencia, la economía, la crisis que hay todo eso tiene mucho que ver, pero el mercado lució vacío, hay producto, pero no sale”, explicó.

A decir de José Alberto Pérez Cruz, la creencia, la crisis económica por el Covid y el mal tiempo fueron tres factores que afectaron sus ventas en este primer viernes de cuaresma, aun así, tienen fijadas sus esperanzas en que los próximos viernes las cosas cambiarán.

“Todo esto es por la misma contingencia lo que está produciendo esto, ya no es como situaciones anteriores que se vendía más, de un 100 por ciento se vendía un 80 por ciento, ahorita está baja que ni al 50 por ciento llegamos, aun así, tenemos la esperanza de que se van a repuntar las ventas verá en estos días”, concluyó.