Controlada riña en CERESO, asegura subsecretario de Seguridad Pública

El enojo entre internos del Cereso que derivó en un enfrentamiento es porque presuntamente un grupo ha evitado que se continúen ingresando drogas, alcohol y armas. Aunque al momento todo está “en calma”, el Comité Disciplinario analiza las medidas a implementar para que no se repitan los hechos.

Dio a conocer lo anterior, el Subsecretario de Seguridad Pública, José Luis Vadillo Espinosa, al indicar que la riña en la que participaron alrededor de 60 internos, al menos ocho en la zona de máxima seguridad, no duró más de 25 minutos y desde el mediodía la actividad transcurre con calma al interior del centro penitenciario.

Ante las “especulaciones” de que se trata del control que pretende ejercer un grupo de internos por el presunto ingreso de drogas, alcohol y armas, el funcionario, dijo que hay a quienes no les ha gustado las reglas y operativos constantes, que han evidenciado la presencia de esto no solo en el interior sino a los alrededores del Cereso.

“Es justamente por molestias de que no se les permite ingresar como se especula en algún momento antes sucedía, precisamente bebidas, hay una serie de operativos muy constantes por parte de la Policía Estatal en los alrededores del centro que ha permitido inhibir el lanzamiento de objetos con droga propiamente, incluso botellas de licor han sido aseguradas en el exterior”, explicó.

Al agradecer el apoyo de la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina quienes resguardaron el perímetro del penal, Vadillo Espinosa, dijo que ahora, las siguientes medidas a implementar están a cargo de la Dirección del Cereso y el Comité Disciplinario.

“El incidente estuvo totalmente en manos del personal penitenciario y de la policía estatal, ahora la Dirección del Centro y el Comité Disciplinario están tomando una serie de medidas precisamente para inhibir que este tipo de hechos se repita”, dijo.

Finalmente dijo desconocer si hubo traslado y de cuantos reos pudieron haberse enviado al penal de San Francisco Kobén, al advertir que se trata de mantener la estabilidad de quienes están privados de su libertad en el interior del Cereso de Carmen, pero también de todo el personal que ahí labora, por lo que lo sucedido seguramente generará medidas.